///Descubriendo a María Casares

Descubriendo a María Casares

NACHO PÉREZ DE LOS HEROS / Este año se cumplen veinte años de la muerte de María Casares (A Coruña, 1922 – Alloue,Francia 1996). Veinte años que también cumplen los premios de teatro gallego que llevan el nombre de la actriz y que se entregan el 30 de marzo en el Teatro Rosalía de Castro de A Coruña. Es por ello un buen momento para recordar y reivindicar la figura de una mujer reconocida internacionalmente como una de las más grandes de la interpretación. ¿Quién era María Casares?

La niña. María Casares nació en A Coruña en 1922. Su infancia transcurrió entre la casa familiar de la calle Panaderas, y la Finca Galicia, en Montrove (Oleiros), donde pasaba largas temporadas. Cuando apenas contaba 9 años, la familia se trasladó a Madrid, proporcionándole una experiencia que ella definiría, años más tarde, como su primer exilio. La huella profunda de sus raíces gallegas aparecen magistralmente recogidas en su autobiografía Residente privilegiada (1981), donde hace descripciones casi mágicas de sus recuerdos de infancia. El acento gallego -que nunca abandonó- será otro de sus atributos más preciados. En Madrid, y por las relaciones de su padre con la élite política e intelectual del momento, la niña Casares tiene ocasión de conocer a grandes figuras. En el Instituto Escuela, además de la formación básica, recibe sus primeras nociones de interpretación.

La actriz. En 1936, con 14 años, Casares llega al exilio de París junto con sus padres. En medio de una dura etapa de adaptación, su faceta artística emerge con dificultades hasta que con 19 años interpreta su primer papel protagonista en el Teatro des Maturins. Desde ese momento desarrolla una intensa carrera en la que alterna teatro –su gran pasión- y la cinematografía. En 1954 entra en la compañía Teatro Nacional Popular, donde desarrollará gran parte de su carrera. Sabela Hermida, autora de una tesis doctoral en la que analiza el desarrollo artístico de Casares, defiende que ésta, además de genial intérprete, tenía una teoría dramática muy potente que todavía no está recogida como tal en ningún trabajo, pero que se vislumbra en algunos pasajes de su autobiografía. “Teatro y vida: una unidad muy visible. Su vida sin teatro no tenía sentido; pero tampoco podría haber una interpretación con verdad, si el ser humano no vivía intensamente todas las emociones y las pasiones”, nos cuenta Hermida. Su dimensión artística la encumbra en Francia, donde recibirá el Premio Nacional de Teatro Francés, y la Legión de Honor de la República Francesa. Pero también será aclamada en Sudamérica.

La hija. Tanto la figura de su padre, Santiago Casares Quiroga, como la de su madre, Gloria Pérez, serán fundamentales en su vida. El primero, que ocupó varios ministerios y estaba al frente del Gobierno de la República en 1936, será objeto de una persecución política de tal calibre que su figura se considera, aún hoy, escasamente reivindicada. Aunque no entró en política activa, María Casares dedicó buena parte de sus esfuerzos a “representar la diginidad” de su padre y apoyar la causa republicana en París. Una parte de la relación epistolar de María Casares y su padre entre 1946 y 1949 está recogida en la obra de María Lopo, Cartas en el exilio (2008). A su madre –hija de una cigarrera y enamorada del teatro- atribuye la decisión de que ella fuera actriz.

La musa. Casares fue una actriz-filósofa, en palabras de Sabela Hermida: “Un icono, una musa para muchos de los Residente Privilegiada 1representantes de la corriente del existencialismo francés, porque vieron en ella alguien en quien plasmar su obra”. Colaboró muy activamente en el trabajo intelectual de Albert Camus, no como mero sujeto inspirador y ajeno a la creación, sino como partícipe complementario y posiblemente imprescindible de aquella. De Camus diría la actriz gallega que fue el hombre que más la marcó, después de su propio padre. Y posiblemente la actriz gallega ocupara similar dimensión en la vida de Camus. Musa artística para unos e icono político para otros –recoge Hermida en su tesis-, como los exiliados españoles en Francia o los gallegos en Sudamérica. Blanco Amor, Ramón de Valenzuela o Luis Seoane, entre otros, la recibían como “la hija de un compatriota republicano que representaba el exilio español en Europa”.

La tierra. “Galicia soy yo. Galicia no soy yo. Pero soy un trozo de Galicia. Y moriré siendo gallega”. Así resumía Casares el sentimiento profundo que la unía a la tierra en la que nació. En su autobiografía, escrita en 1981 –más de cuarenta años después de su partida hacia Madrid- describe paisajes, momentos, personas y vivencias de la infancia con una intensidad suprema. El acento gallego la acompañó siempre, y siempre lo consideró un tesoro. Como relata Sabela Hermida, con él recitaba en la radio los poemas de Rosalía y Curros, y recordaba como su padre se los enseñaba de niña en su casa de la calle Panaderas. Dicen que temía perder la imagen idílica y mágica de la Galicia de su infancia y que por eso nunca volvió. O sí. Cuenta Hermida que Victoria Vera –compañera de reparto en El Adefesio representado en Madrid en 1976- le contó que por entonces Casares le confesó haber realizado un viaje relámpago y de incógnito a Galicia. Sea verdad, o no, quizás podamos pensar que ella siempre estuvo en Galicia, porque Galicia siempre estuvo en ella.

Para saber más acerca de María Casares:

– La autobiografía Residente Privilegiada (1981), editada por Argos Vergara.

– Entrevista con Sabela Hermida en Laduda.net.

– El programa A Fondo, dirigido por Joaquín Soler, incluyó una entrevista con María Casares en 1981, con motivo de la publicación de la autobiografía de la actriz titulada Residente Privilegiada. La entrevista no forma parte de los archivos digitalizados de TVE, pero está recogida en DVD que es posible encontrar en algunas bibliotecas. En A Coruña está disponible en la Biblioteca Miguel González Garcés.

– La Asociación de Actores e Actrices de Galicia, que organizan los premios María Casares, han recogido durante todo este mes entrevistas con María Lopo, e con Arantxa Estevez, autoras de sendos libros sobre la actriz gallega.


 

Quizá te interese

Fotos: N.P.H.

Sabela Hermida: “María Casares es un icono absoluto en Francia y una gran silenciada en España”

 

Foto: N,P.H.

A idea de substituír o nome do Colón por Teatro María Casares entusiasma no ámbito da cultura

 

 

 

 

By | 2017-03-29T17:28:29+00:00 26/03/2016|Categories: Perfiles, PERSONAJES|Tags: , , , |0 Comments

About the Author:

Nacho Pérez de los Heros
Periodista. Licenciado en Ciencias Económicas. Especializado en información económica y empresarial, formó parte de la sección de Economía de La Voz de Galicia y coordinó la edición del Manual Básico de Economía en Galego editado por esa cabecera. Corresponsal del diario Expansión en Galicia durante cinco años, ocupó posteriormente el puesto de Delegado en la Comunidad para poner en marcha y coordinar la edición autonómica de este periódico. En el ámbito de la comunicación corporativa e institucional ha sido jefe de prensa de la Consellería de Economía y Hacienda de la Xunta de Galicia; y actualmente ejerce de forma independiente labores de consultoría de comunicación y generación de contenidos para empresas e instituciones diversas.

Leave A Comment